Blog

Cierre Contable. Qué es y cómo hacer el asiento de cierre

El cierre contable es un proceso fundamental para cualquier empresa, independientemente de su tamaño o sector. Consiste en la regularización y actualización de las cuentas de la empresa al final de un ejercicio fiscal, con el objetivo de obtener una imagen fiel de su situación financiera.

Esta guía completa te proporcionará toda la información que necesitas saber sobre el cierre contable, desde su definición hasta las fases que lo componen, pasando por los errores comunes y los beneficios de la digitalización.

Además, te presentaremos GS Gestión, una empresa especializada en soluciones de gestión financiera que puede ayudarte a optimizar este proceso y mejorar la eficiencia de tu negocio.

 

¿Qué es el cierre contable?

El cierre contable es un proceso periódico, que se realiza generalmente al final de cada mes o año fiscal, que consiste en la regularización y actualización de las cuentas de una empresa con el objetivo de obtener una imagen fiel de su situación financiera.

En otras palabras, el cierre contable implica:

  • Revisar todas las transacciones realizadas durante el período: Se analizan los ingresos, gastos, activos y pasivos de la empresa para asegurarse de que se han registrado correctamente.
  • Realizar los ajustes necesarios: Se realizan asientos contables para reflejar cualquier evento o transacción que no haya sido registrado durante el período, como depreciaciones, amortizaciones o provisiones.
  • Cerrar las cuentas de resultados: Se traspasan los saldos de las cuentas de ingresos y gastos a la cuenta de pérdidas y ganancias, lo que permite determinar el beneficio o pérdida de la empresa durante el período.
  • Actualizar las cuentas de balance: Se ajustan los saldos de las cuentas de activos y pasivos para reflejar la situación financiera real de la empresa al final del período.
  • Elaborar los estados financieros: Se generan los estados financieros básicos, como el balance de situación, la cuenta de pérdidas y ganancias y el estado de flujos de efectivo, que resumen la información financiera de la empresa.

 

La realización del cierre contable de forma precisa y oportuna es fundamental para:

  • Obtener una visión clara de la situación financiera de la empresa: Esto permite a los directivos tomar decisiones informadas sobre la gestión de la empresa, como la asignación de recursos, la inversión y la financiación.
  • Cumplir con las obligaciones fiscales: El cierre contable es la base para la presentación de la declaración de impuestos de la empresa.
  • Detectar posibles errores o fraudes: La revisión de las transacciones durante el cierre contable puede ayudar a identificar errores en la contabilidad o incluso fraudes.
  • Mejorar la eficiencia de la gestión financiera: Un proceso de cierre contable bien organizado puede ayudar a optimizar la gestión financiera de la empresa y reducir costes.

 

En el caso de empresas como GS Gestion, que ofrecen soluciones de software para la gestión financiera, el cierre contable puede simplificarse y automatizarse en gran medida. Esto permite a las empresas ahorrar tiempo y recursos, y a la vez garantizar la precisión y confiabilidad de la información financiera.

 

Fases del asiento de cierre contable

El proceso de cierre contable se compone de varias fases que se deben realizar de forma ordenada y rigurosa para garantizar su correcta ejecución.

A continuación, se describen las principales fases del cierre contable:

 

1. Revisión de las cuentas de ingresos y gastos:

Se analizan todas las cuentas de ingresos y gastos para asegurarse de que se han registrado correctamente todas las transacciones.

Se identifican y corrigen cualquier error o discrepancia que se haya podido producir.

Se realizan los asientos de ajuste necesarios para reflejar los ingresos y gastos devengados que no hayan sido registrados durante el período.

 

2. Regularización de existencias:

Se realiza un recuento físico de las existencias de la empresa para verificar su valor real.

Se calculan las provisiones para desvalorización de existencias, si procede.

Se ajusta el saldo de la cuenta de existencias para reflejar el valor real de las mismas.

 

3. Regularización de provisiones:

Se revisa el importe de las provisiones existentes y se realizan los ajustes necesarios para reflejar su valor real al final del período.

Se registran las nuevas provisiones que sean necesarias.

 

4. Ajustes por periodificación:

Se registran los asientos de ajuste necesarios para reflejar los ingresos y gastos que corresponden al período actual, pero que no se han registrado en el mismo.

Esto incluye, por ejemplo, los ingresos devengados y los gastos imputados.

 

5. Depreciación de activos fijos:

Se calcula la depreciación de los activos fijos de la empresa durante el período.

Se registra el asiento de depreciación correspondiente.

 

6. Cierre de las cuentas de resultados:

Se traspasan los saldos de las cuentas de ingresos y gastos a la cuenta de pérdidas y ganancias.

Esto permite determinar el beneficio o pérdida de la empresa durante el período.

 

7. Actualización de las cuentas de balance:

Se ajustan los saldos de las cuentas de activos y pasivos para reflejar la situación financiera real de la empresa al final del período.

Esto incluye, por ejemplo, la actualización del valor de las existencias, las provisiones y los activos fijos.

 

8. Elaboración de los estados financieros:

Se generan los estados financieros básicos, como el balance de situación, la cuenta de pérdidas y ganancias y el estado de flujos de efectivo.

Estos estados financieros resumen la información financiera de la empresa y proporcionan una visión general de su situación financiera.

 

Es importante destacar que el proceso de cierre contable puede variar ligeramente en función del tipo de empresa y del plan contable que se utilice. Sin embargo, las fases descritas anteriormente son comunes a la mayoría de las empresas.

 

cta-tendencias-financieras

 

¿Cómo y cuándo hacer el cierre contable? Cierre Contable Mensual vs. Anual

La frecuencia con la que se debe realizar el cierre contable depende de las necesidades de cada empresa y de las disposiciones legales del país en el que se encuentre.

En general, se recomienda realizar el cierre contable al menos una vez al año, al final del ejercicio fiscal. Sin embargo, algunas empresas pueden optar por realizar cierres contables mensuales o trimestrales para obtener una mejor visión de su situación financiera a lo largo del año.

A continuación, se describen las principales diferencias entre el cierre contable mensual y el anual:

 

Cierre contable mensual

Ventajas:

  • Permite obtener una mejor visión de la situación financiera de la empresa a lo largo del año.
  • Facilita la detección de errores o fraudes de forma más temprana.
  • Puede ayudar a mejorar la eficiencia de la gestión financiera de la empresa.

Desventajas:

  • Puede requerir más tiempo y recursos que el cierre contable anual.
  • Puede ser más complejo de realizar.

 

Cierre contable anual:

Ventajas:

  • Es menos costoso y requiere menos recursos que el cierre contable mensual.
  • Es más sencillo de realizar.
  • Es obligatorio en la mayoría de los países.

 

Desventajas:

  • No proporciona una visión tan detallada de la situación financiera de la empresa como el cierre contable mensual.
  • La detección de errores o fraudes puede ser más difícil.

 

En el caso de empresas que utilizan soluciones de software para la gestión financiera, como las que ofrece GS Gestion, el proceso de cierre contable puede simplificarse y automatizarse en gran medida.

Esto permite a las empresas reducir el tiempo y los recursos necesarios para realizar el cierre contable, y a la vez garantizar la precisión y confiabilidad de la información financiera.

Independientemente de la frecuencia con la que se realice el cierre contable, es importante que este se lleve a cabo de forma rigurosa y siguiendo las normas contables establecidas.

 

Asientos de Cierre Contable

Un asiento de cierre contable es un asiento de diario que se realiza al final de un ejercicio fiscal para regularizar y actualizar las cuentas de una empresa, reflejando así su situación financiera real en ese momento.

En otras palabras, los asientos de cierre permiten:

  • Cerrar las cuentas de ingresos y gastos, transfiriendo sus saldos a la cuenta de pérdidas y ganancias.
  • Realizar los ajustes necesarios en las cuentas de activos y pasivos para reflejar su valor real.
  • Actualizar el balance de situación y la cuenta de pérdidas y ganancias.
  • Determinar el resultado neto del ejercicio (beneficio o pérdida).
  • Cerrar la cuenta de pérdidas y ganancias, transfiriendo su saldo a la cuenta de resultados retenidos o capital.

 

Los asientos de cierre son esenciales para:

  • Obtener información financiera precisa y confiable sobre la situación de la empresa al final del ejercicio.
  • Cumplir con las obligaciones legales y fiscales relacionadas con la presentación de los estados financieros.
  • Tomar decisiones informadas sobre la gestión de la empresa.

 

A continuación, se ofrece una explicación detallada de los asientos de cierre contable más comunes, utilizando un lenguaje sencillo y ejemplos prácticos:

 

1. Cierre de las Cuentas de Ingresos

Imaginemos una empresa que vende camisetas. Al final del período fiscal, se debe cerrar las cuentas de ingresos relacionadas con las ventas de camisetas.

Esto significa que se debe transferir el saldo de estas cuentas a una cuenta central llamada «Pérdidas y Ganancias».

 

2. Cierre de las Cuentas de Gastos:

De forma similar al cierre de las cuentas de ingresos, se debe cerrar las cuentas de gastos relacionadas con los gastos incurridos por la empresa durante el período fiscal.

En este caso, el saldo de estas cuentas se transfiere a la cuenta «Pérdidas y Ganancias».

 

3. Regularización de Existencias:

Las existencias son los productos que una empresa tiene en stock para su venta posterior.

Al final del período fiscal, es importante verificar si el valor de las existencias en los libros contables coincide con su valor real.

Si existe una diferencia, se debe realizar un asiento de ajuste para regularizar el valor de las existencias.

 

4. Regularización de Provisiones:

Las provisiones son fondos que una empresa reserva para hacer frente a gastos futuros inciertos.

Al final del período fiscal, es importante revisar si el importe de las provisiones es adecuado.

Si es necesario, se debe realizar un asiento de ajuste para regularizar el importe de las provisiones.

 

5. Depreciación de Activos Fijos:

Los activos fijos son los bienes duraderos que una empresa utiliza para su actividad productiva, como maquinaria, equipos informáticos o vehículos.

Con el paso del tiempo, estos activos se van desgastando y perdiendo valor.

Para reflejar este desgaste en los libros contables, se realiza un asiento de depreciación.

 

6. Cierre de la Cuenta de Pérdidas y Ganancias:

Una vez realizados todos los asientos de ajuste, la cuenta de pérdidas y ganancias se puede cerrar transfiriendo el saldo de la cuenta «Pérdidas y Ganancias» a la cuenta «Resultados retenidos» o «Capital».

 

7. Cierre del Balance de Situación:

El balance de situación también se debe actualizar al final del período fiscal para reflejar los cambios en las cuentas de activos, pasivos y patrimonio neto.

Esto implica realizar ajustes en las cuentas de activos y pasivos para reflejar su valor real al final del período.

 

8. Elaboración de los Estados Financieros:

Una vez realizados todos los asientos de cierre y ajustes, se deben elaborar los estados financieros finales, que incluyen el balance de situación, la cuenta de pérdidas y ganancias y el estado de flujos de efectivo.

 

Estos estados financieros proporcionan una visión completa de la salud financiera, el rendimiento y los flujos de efectivo de la empresa durante el período fiscal.

Es importante destacar que los asientos de cierre contable y la elaboración de estados financieros pueden ser procesos complejos que requieren un conocimiento especializado en contabilidad y finanzas.

 

Errores Comunes en el Cierre Contable y Cómo Evitarlos

El cierre contable es un proceso complejo y delicado que, si no se realiza de forma correcta, puede dar lugar a errores que pueden tener graves consecuencias para la empresa.

A continuación, se describen algunos de los errores comunes en el cierre contable y cómo evitarlos:

 

1. Errores en la contabilización de las transacciones:

Solución: Es fundamental llevar un registro preciso y detallado de todas las transacciones de la empresa.

Recomendación: Utilizar un software de contabilidad adecuado puede ayudar a minimizar este tipo de errores.

 

2. Falta de regularización de las cuentas:

Solución: Es importante realizar todos los asientos de ajuste y regularización necesarios al final del período fiscal.

Recomendación: Contar con un equipo contable cualificado puede ayudar a garantizar que se realicen todos los ajustes y regularizaciones necesarios.

 

3. Errores en la valoración de las existencias:

Solución: Es necesario realizar un recuento físico de las existencias al final del período fiscal para garantizar su correcta valoración.

Recomendación: Implementar un sistema de control de inventarios adecuado puede ayudar a minimizar este tipo de errores.

 

4. Errores en la contabilización de las provisiones:

Solución: Es importante revisar y actualizar el importe de las provisiones al final del período fiscal para reflejar su valor real.

Recomendación: Contar con un asesor fiscal puede ayudar a garantizar que las provisiones se contabilicen correctamente.

 

5. Errores en la elaboración de los estados financieros:

Solución: Es fundamental que los estados financieros se elaboren de forma correcta y de acuerdo con las normas contables establecidas.

Recomendación: Un auditor financiero puede revisar los estados financieros para garantizar su fiabilidad y precisión.

 

Para evitar estos errores, es importante que las empresas:

  • Cuenten con un equipo contable cualificado.
  • Utilicen un software de contabilidad adecuado.
  • Implementen sistemas de control interno adecuados.
  • Realicen auditorías contables periódicas.

 

En el caso de empresas que utilizan soluciones de software para la gestión financiera, como las que ofrece GS Gestion, el riesgo de cometer errores en el cierre contable se reduce considerablemente.

Esto se debe a que estas soluciones automatizan muchos de los procesos contables y proporcionan herramientas para la detección y corrección de errores.

 

Beneficios de la digitalización de la gestión financiera empresarial

La digitalización de la gestión financiera empresarial hace referencia a la utilización de herramientas y tecnologías digitales para automatizar, optimizar y mejorar los procesos financieros de una empresa.

Esta digitalización ofrece una serie de beneficios que pueden ser muy relevantes para las empresas, como:

 

1. Mayor eficiencia y productividad

La automatización de tareas repetitivas libera tiempo a los empleados para que puedan centrarse en actividades más estratégicas.

La digitalización de documentos y procesos permite un acceso más rápido y fácil a la información.

La mejora de la comunicación y la colaboración entre los diferentes departamentos de la empresa.

 

2. Reducción de costes

La disminución de los errores manuales y la mejora de la eficiencia operativa pueden generar ahorros significativos en costes.

La eliminación de la necesidad de utilizar papel y otros materiales físicos puede reducir los costes administrativos.

La posibilidad de acceder a soluciones en la nube puede reducir los costes de inversión en infraestructura IT.

 

3. Mayor precisión y fiabilidad de la información financiera

La automatización de los procesos financieros reduce el riesgo de errores humanos.

La centralización de la información financiera en un único sistema facilita su control y seguimiento.

La generación de informes automatizados permite obtener información financiera precisa y actualizada en tiempo real.

 

4. Mejor toma de decisiones

El acceso a información financiera precisa y actualizada en tiempo real permite a los directivos tomar decisiones más informadas.

La posibilidad de realizar análisis financieros avanzados puede ayudar a identificar nuevas oportunidades de negocio.

La mejora de la comunicación y la colaboración entre los diferentes departamentos de la empresa puede facilitar la toma de decisiones conjunta.

 

5. Mayor transparencia y control:

La digitalización de los procesos financieros permite una mayor transparencia en la gestión financiera de la empresa.

La mejora del control interno puede ayudar a prevenir fraudes y errores financieros.

El cumplimiento de las normas fiscales y contables se simplifica gracias a la automatización de los procesos.

 

En el caso de GS Gestion, como empresa especializada en soluciones de gestión financiera, ofrecemos a nuestros clientes un amplio abanico de herramientas y servicios digitales que les permiten aprovechar al máximo los beneficios de la digitalización.

Nuestras soluciones se caracterizan por su:

  • Facilidad de uso: Nuestras soluciones son intuitivas y fáciles de usar, por lo que no requieren una formación técnica especializada.
  • Flexibilidad: Nuestras soluciones son modulares y escalables, por lo que se pueden adaptar a las necesidades específicas de cada empresa.
  • Integración: Nuestras soluciones se integran con los principales sistemas de gestión empresarial (ERP), por lo que no es necesario realizar cambios importantes en la infraestructura IT de la empresa.
  • Seguridad: Nuestras soluciones cumplen con los más estrictos estándares de seguridad, por lo que la información financiera de nuestros clientes está siempre protegida.

 

Conoce GS Gestión y sus soluciones de gestión financiera

GS Gestión es una empresa española con más de 20 años de experiencia en el desarrollo e implementación de soluciones de software para la gestión financiera de empresas.

Ofrecemos una amplia gama de soluciones que se adaptan a las necesidades de todo tipo de empresas, desde pequeñas y medianas empresas hasta grandes corporaciones.

Nuestras soluciones se caracterizan por su:

  • Modularidad: Puedes elegir las funcionalidades que necesitas y ampliarlas en el futuro.
  • Escalabilidad: Nuestras soluciones se pueden adaptar al crecimiento de tu empresa.
  • Facilidad de uso: Nuestras soluciones son intuitivas y fáciles de usar, por lo que no requieren una formación técnica especializada.
  • Integración: Nuestras soluciones se integran con los principales sistemas de gestión empresarial (ERP), por lo que no es necesario realizar cambios importantes en la infraestructura IT de la empresa.
  • Seguridad: Nuestras soluciones cumplen con los más estrictos estándares de seguridad, por lo que la información financiera de nuestros clientes está siempre protegida.

 

Las soluciones de GS Gestión ayudan a las empresas a:

  • Automatizar sus procesos financieros: Esto permite reducir el tiempo y los recursos dedicados a tareas manuales, como la contabilización de facturas o la elaboración de informes.
  • Mejorar la eficiencia y la productividad: La automatización de los procesos financieros libera tiempo a los empleados para que puedan centrarse en actividades más estratégicas.
  • Reducir costes: La disminución de los errores manuales y la mejora de la eficiencia operativa pueden generar ahorros significativos en costes.
  • Obtener una visión más precisa y completa de su situación financiera: Nuestras soluciones proporcionan información financiera en tiempo real, lo que permite a las empresas tomar mejores decisiones.
  • Cumplir con las normas fiscales y contables: Nuestras soluciones ayudan a las empresas a cumplir con las normas fiscales y contables vigentes.

 

GS Gestion cuenta con un equipo de profesionales altamente cualificados con amplia experiencia en el ámbito de la gestión financiera.

Ofrecemos a nuestros clientes un servicio de atención al cliente personalizado y de alta calidad.

Si está buscando soluciones de software para la gestión financiera de su empresa, no dudes en ponerte en contacto con GS Gestion.

¿Quieres más información?

Conoce todas nuestras soluciones en Comunicación Bancaria

Y logra una gestión eficiente

OTRAS NOTICIAS DE INTERÉS

La gestión eficiente de los recursos financieros de una empresa se convierte en un pilar fundamental para asegurar la sostenibilidad y el crecimiento de la compañía. Entre las herramientas clave para evaluar la salud financiera de una empresa, los ratios

La capacidad de una empresa para mantener su solvencia financiera se convierte en un indicador clave de su salud y estabilidad a largo plazo. Los ratios de solvencia, que proporcionan una medida cuantitativa de la capacidad de una empresa para

Comprender la estructura del capital de una empresa es fundamental para asegurar la estabilidad y el crecimiento sostenible. Dentro de este contexto, el ratio de endeudamiento emerge como una métrica crucial, proporcionando una clara indicación de la proporción de deuda

Ir al contenido